martes, 25 de octubre de 2011

Se ve que soy todo un adivino

Ni baraja de tarot, ni videncia, ni tan siquiera una bola de cristal.
Nada de eso es lo que yo utilicé, sino el sentido común, para estar seguro de que lo que iba a pasar en Libia no era en absoluto mejor de lo que venía pasando con Gadafi.
Ya lo venía advirtiendo desde Febrero de éste mismo año, cuando la rebelión comenzó.

Hoy 25 de Octubre, leo con asombro que hay más gente que ya opina como yo, pero son los que hace unos días —y algunos hasta horas— apoyaban con uñas y dientes a los bárbaros que se levantaron en armas.

Gadafi, a pesar de haber sido un cabrón, mantenía a Libia en el segundo puesto de PIB nominal de toda África. El segundo mayor IDH de todo el continente, y el mejor nivel de vida.
Su pecado fue defenderse del robo de petróleo y gas, nacionalizando a ésas industrias. Lo que no hizo ni mijita de gracia a occidente.

Los que antes se hacían la fotito besándose en los morros con Gadafi, son los que han enviado armas, munición, víveres y apoyo militar humano para derrocarlo. "El perro loco de Oriente Medio" iba viendo que su 15M particular se estaba levantando en armas.

¡Yuju! Vamos a ayudar a los insurgentes, que seguro que crean una Libia mejor, démosles el beneficio de la duda, coloquémonos las viseras de caballo para mirar sólo de frente y no ver en qué se han convertido otros países con las mismas características.

No me asombra en absoluto, el ver las imágenes de Gadafi antes de ser ejecutado. Le abofetean, le escupen, le sodomizan con algún tipo de porra por detrás, le arrancan pelo, le patean, apalean, amenazan...

Lo que también me llama la atención, es que quien le pegó un tiro por más de 40 años de dictadura, sea un niñato de no más de 25.

Muamar el Gadafi, ya aseguró en Febrero, que las revueltas estaban siendo fomentadas por Al Quaeda y otros grupos fundamentalistas islámicos. Parece ser que no se equivocaba. A día de hoy, el pueblo Libio ya disfruta de una transición a la Sharia absoluta.

Las transgresiones incluirán relaciones sexuales fuera del matrimonio, acusaciones falsas, beber alcohol, robo y asalto en rutas. Las ofensas sexuales conllevarán una pena de lapidación o azotes, mientras que el robo estará penado con la amputación de una mano. "La sharia, además, incluye como graves faltas el ser homosexual, la desobediencia de las mujeres hacia la autoridad del padre o el esposo, las relaciones con infieles pertenecientes al mundo no islámico y el no cumplimiento de las normas de vestimenta de las mujeres, a las que, en caso de incumplimiento, se considera inmorales y culpables en caso de violación." *

Lo divertido es ver como ahora, los que han ganado la guerra siguen rebuscando hasta debajo de las piedras a aquellos que alguna vez apoyaron a Gadafi en Trípoli, y se los están cepillando sin miramientos, represaliando.

En fin, Libia ya tiene lo que quería, un estado democrático.
La República democrática islámica radical Libia

Ya lo decía yo, nadie me echaba cuentas. Ya leo titulares que dicen: "La primavera árabe ha dado lugar ahora, al invierno árabe". "Resulta que al final ellos eran tan malos o peores que el dictador". De vergüenza.

*Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas