miércoles, 26 de octubre de 2011

Flaming oxidized fucking Cadillac.

Joder, estamos encerrados y a salvo, pero no paran de sonar los silbidos que acompañaban a cada misil. Joder, hacía cinco meses y ocho días que había recibido la triste noticia de que mi gente había sido devorada por mutantes. Joder ahora ellos no son una amenaza, ni siquiera los considero un enemigo importante. Joder, el tiempo dió la razón a esos tíos que decían que el hombre es el depredador del hombre. ¡Joder, joder, joder!

Está bien, han llegado unos saqueadores, pero normalmente no hace falta disparar más de tres o cuatro ráfagas de balas para ahuyentarlos. Suelen ir en grupos de no más de veinte personas. En Newfort somos más de mil.

Lo que ha ocurrido hoy ha sido muy distinto. A primera hora de la mañana salté de la cama después de haber escuchado un estruendoso golpe en el techo de mi habitación. Di un pequeño paseo por casa, y tras no ver a nadie dejé de seguir buscando, pero otro golpe inundó mis oídos, me asomé a la ventana y vi. Vi mi jodido Cadillac Fleetwood Eldorado en llamas.

Había comenzado la invasión, las sirenas de alarma me despejaron mejor que el café que venía del mismísimo huerto. Pero carecía del aroma agradable, lo único que percibió mi nariz era pólvora y sangre.

Las balas estallaban en el granito de la fortaleza. Traen armamento militar y están perfectamente organizados y coordinados. El destello que producen sus armas, al golpear con el percutor la bala, puede verse desde aquí. Una lluvia de estrellas mortal.

Escuché algo sobre éstos indeseables. Se dice que arrasaban ciudades, robaban todo lo que podían, violaban a todo aquello que tuviese una vagina o menos de 12 años y después mataban a toda la población.

Creo recordar que su nombre era algo como... Red Forest. Pero ya no tiene sentido nada de esto, las explosiones han cesado y no se oyen gritos de victoria. Estamos condenados a morir.

Dime de dónde eres, y yo te diré de dónde eres.

Manuel Chaves, ¿El mayor andaluz? No, ceutí.
Carme Chacón, hija de un bombero de Olula del río (Almería). Un pueblo tirando a castizo.
Nicolás Sarkozy, hijo de un húngaro.
Barack Obama, nacido en Hawai, hijo de nigeriano e irlandesa. Muy estadounidense, el tío.
Jose María Aznar, dice ser Vallisoletano aunque nació en Madrid.
Jose Luis Rodriguez Zapatero, dice ser Leonés aunque nació en Valladolid.
Adolf Hiedler (A.K.A. Adolf Hitler), austríaco y con sangre judía.
José Montilla, nacido en Iznájar, Córdoba cañí. Dice ser más catalán que Carme Chacón.
Durán I Lleida, de Huesca, aunque es más catalán que nadie.
Iñaki Anasagasti, quien dice ser vasco siendo venezolano.
Antonio Basagoiti, Madrileño de pura cepa.

Ahí queda eso.

martes, 25 de octubre de 2011

Se ve que soy todo un adivino

Ni baraja de tarot, ni videncia, ni tan siquiera una bola de cristal.
Nada de eso es lo que yo utilicé, sino el sentido común, para estar seguro de que lo que iba a pasar en Libia no era en absoluto mejor de lo que venía pasando con Gadafi.
Ya lo venía advirtiendo desde Febrero de éste mismo año, cuando la rebelión comenzó.

Hoy 25 de Octubre, leo con asombro que hay más gente que ya opina como yo, pero son los que hace unos días —y algunos hasta horas— apoyaban con uñas y dientes a los bárbaros que se levantaron en armas.

Gadafi, a pesar de haber sido un cabrón, mantenía a Libia en el segundo puesto de PIB nominal de toda África. El segundo mayor IDH de todo el continente, y el mejor nivel de vida.
Su pecado fue defenderse del robo de petróleo y gas, nacionalizando a ésas industrias. Lo que no hizo ni mijita de gracia a occidente.

Los que antes se hacían la fotito besándose en los morros con Gadafi, son los que han enviado armas, munición, víveres y apoyo militar humano para derrocarlo. "El perro loco de Oriente Medio" iba viendo que su 15M particular se estaba levantando en armas.

¡Yuju! Vamos a ayudar a los insurgentes, que seguro que crean una Libia mejor, démosles el beneficio de la duda, coloquémonos las viseras de caballo para mirar sólo de frente y no ver en qué se han convertido otros países con las mismas características.

No me asombra en absoluto, el ver las imágenes de Gadafi antes de ser ejecutado. Le abofetean, le escupen, le sodomizan con algún tipo de porra por detrás, le arrancan pelo, le patean, apalean, amenazan...

Lo que también me llama la atención, es que quien le pegó un tiro por más de 40 años de dictadura, sea un niñato de no más de 25.

Muamar el Gadafi, ya aseguró en Febrero, que las revueltas estaban siendo fomentadas por Al Quaeda y otros grupos fundamentalistas islámicos. Parece ser que no se equivocaba. A día de hoy, el pueblo Libio ya disfruta de una transición a la Sharia absoluta.

Las transgresiones incluirán relaciones sexuales fuera del matrimonio, acusaciones falsas, beber alcohol, robo y asalto en rutas. Las ofensas sexuales conllevarán una pena de lapidación o azotes, mientras que el robo estará penado con la amputación de una mano. "La sharia, además, incluye como graves faltas el ser homosexual, la desobediencia de las mujeres hacia la autoridad del padre o el esposo, las relaciones con infieles pertenecientes al mundo no islámico y el no cumplimiento de las normas de vestimenta de las mujeres, a las que, en caso de incumplimiento, se considera inmorales y culpables en caso de violación." *

Lo divertido es ver como ahora, los que han ganado la guerra siguen rebuscando hasta debajo de las piedras a aquellos que alguna vez apoyaron a Gadafi en Trípoli, y se los están cepillando sin miramientos, represaliando.

En fin, Libia ya tiene lo que quería, un estado democrático.
La República democrática islámica radical Libia

Ya lo decía yo, nadie me echaba cuentas. Ya leo titulares que dicen: "La primavera árabe ha dado lugar ahora, al invierno árabe". "Resulta que al final ellos eran tan malos o peores que el dictador". De vergüenza.

*Wikipedia

Visitas