viernes, 6 de mayo de 2011

Bin, ese gran desconocido

Implicando que Bin Laden no fuese un títere de los EEUU
Implicando que la CIA hubiese espiado durante meses a Bin Laden.
Implicando que los SEALS hayan asesinado a Bin Laden.
Implicando que Bin Laden seguía vivo.
Implicando que opuso resistencia sin estar armado.
Implicando que su cadáver fue arrojado al mar tras una ceremonia islámica.
Implicando que lo que nos han contado los medios sea verdad.
Implicando que ZP se tire gobernando hasta que lo maten.
Implicando que el PP no diese por culo.

Titular de European pressphoto agency por EFE:
"El presidente Zapatero dice que habría preferido un juicio a Bin Laden".

Zapatero hubiese llamado a la embajada americana para pedir al reo. Una vez el reo estuviese en suelo español, sería llevado hasta un calabozo y se le haría un reconocimiento médico. Posteriormente sería llevado frente al juez de guardia, quien posiblemente lo mandaría a prisión preventiva sin fianza —pero sólo por presiones internacionales— a la espera de un juicio.
Seis años más tarde sería la
primera vista, la cual por errores judiciales se aplazaría cuatro meses.
La segunda vista sería nuevamente aplazada porque el juez tenía que llevarle el bocadillo a su hijo al colegio.
La tercera también aplazada, porque la abogada defensora, tenía un tique regalo por una sesión de acupuntura para dejar de fumar, y el fiscal clase de yoga.
La cuarta vista, ya cuando habrían pasado 8 años del encarcelamiento dió lugar a la condena.
"Como no puede ser de otra manera, declaro culpable de los delitos de enaltecimiento del terrorismo, asesinato en grado de tentativa, asesinato frustrado, asesinato consumado de miles de personas, conspiración, secuestro y pertenencia a banda armada a Usāma bin Muhammad bin `Awad bin Lādin y lo condeno a 1783 años de prisión. De los cuales según nuestra justicia deberá cumplir con 40 de ellos *véase código penal*" diría el juez.

Nuestro amigo Bin, comía y vivía de nuestros impuestos, como él tenía amigos con mucho dinerito, pudo "tunearse guay" la celda, como dejaron hacer a cachuli y compañía. Tenía su tele, sus libros encuadernados al revés, su ducha propia, sábanas de seda, una preciosa alfombra de piel de caballo para sus rezos...

Como se portaba muy bien, enseñaba árabe a otros presos, limpiaba, escribió un libro titulado "España y yo" y no armaba follón, lo pasaron a 2º grado y le retiraron 20 años de la condena. Ya había cumplido 5 más los 8 que pasaron antes del juicio, un total de 13 años, ya sólo le quedaban 7 por cumplir.

Los jueces pensaron en aplicar la doctrina Parot, pero Zetapé pidió que no, que el pobre Bin ya había pasado mucho tiempo en prisión pudiendo sólo disfrutar de los vis-à-vis con algunas de sus innumerables esposas y pasando frío.

Como el viejo Bin estaba enfermo, y ya tenía 67 años, le dieron el indulto. Le buscaron una V.P.O. le metieron en un programa de reinserción, y le dieron una "paguita" vitalicia porque ya no podía encontrar trabajo.

Bin falleció en paz 6 años después por complicaciones en un riñón que lo dejaron grogui.

A su funeral según los ritos islámicos, sin defecarle o escupirle en la cara, ni ponerle beicon en el ojete, acudieron cientos de seguidores, entre ellos sus mujeres, Zapatero, un funcionario de prisiones —que hizo miga con él—, etcétera.

Por orden directa del gobierno, se le enterró en un mausoleo en pleno centro de Madrid con una placa de platino que rezaba "Aquí yace un superhombre" obviamente en árabe, idioma que a partir de ese día todos los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, deberían aprender y utilizar de forma fluída y rezar con corán en mano seis veces al día.

Si por Zapatero fuese, se le habría juzgado.
SEGURO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas