lunes, 8 de noviembre de 2010

Llueve mierda en Barcelona

He tenido que esperar a que el Papa saliese de esta porquería de país —sabéis bien que cuando me meto con España, me refiero a la gente que hay en ella, la tierrano tiene la culpa—, para hablar un poco con vosotros.

Es interesantísimo ver la fauna que rodeaba exaltada la visita del líder católico, pues había bien diferenciadas 4 especies. Comenzamos.

En primer lugar, lógico y normal, los capillitas. Sí, esos del "a Dios rogando", esta especie, por suerte abocada a su desaparición, son un grave peligro para todos, pues son el conjunto de mentes más retrógradas del país, gente en la que nunca deberías confiar. Y siempre me hago la siguiente pregunta: ¿Porqué la mayoría de estas ratas son de extrema derecha?

Podemos también hablar de la parte menos dañina del asunto, hablo de los vicentix vulgaris que como Vicente, van a donde va la gente. Son las típicas hembras sexagenarias, que no tienen nada mejor que hacer, que condenar a sus maridos a un paseo matutino para ver a una personalidad. Los respeto, disfrutan como niños.
Al hilo de este tipo de personajes me hinché de reir en mi casa, viendo las noticias, por una señora que estaba esperando a que pasase el Papa. Cuando lo hizo, iba a una velocidad suficiente como para no verlo si pestañeas, tras un "¡Viva el Papa!" furtivo y dificilmente audible, se da la vuelta la vieja y dice a la cámara, cito textual: "Han merecido la pena las tres horas de espera".
¡La hija de puta!

Como no quiero alargarme demasiado, voy a hablar de las dos últimas partes de la fauna.

Los curas de parroquia, los que no tienen los anillos de oro ni viven rodeados de riquezas en el Vaticano —que sí, que sí, pedófilos todos, que es lo que queríais oír—.

Y por último las mariconas dando por saco, en sí, el beso no es nada dañino, pero sí los improperios, la verdad es que había algunos homosexuales y homosexualas y homosexualos de género neutro y neutra con bastante poca vergüenza, a veces me pregunto ¿Porqué la mayoría de estos tocapelotas son de extrema izquierda?

Esta es el último artículo de duracrítica como la conocíamos hasta ahora.
Voy a intentar convertirlo en algo un poco más dinámico.
¡Deseadme suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas